Recomendaciones para la configuración del micrófono

La mayoría de los problemas a la hora de hablar por micrófono con los Sistemas de Windows se producen por una incorrecta configuración cuando hay más de un dispositivo de entrada de audio. Esto puede ser o bien porque tengamos una Webcam con micro integrado, o porque el equipo disponga de una capturadora de TV, la cual “engañará” al sistema indicándole que es un dispositivo más de Audio.

En Windows XP el micrófono está silenciado por defecto, por lo que debemos activar el sonido, haciendo doble clic en el icono del símbolo de altavoz (junto al reloj). Así se abrirá la siguiente ventana, en la que debemos comprobar si el Micrófono está o no silenciado.

El volumen hay que ajustarlo adecuadamente, pues muy alto puede acoplarse, y muy bajo apenas se nos puede escuchar.

A parte de esto, debemos comprobar que está bien configurado el controlador de audio del micrófono, que normalmente será el integrado, y en la mayoría de los casos es de Realtek. Debemos ir a Panel de control, Dispositivos de Sonido y audio.


Pulsar en la pestaña Audio, y comprobar que es nuestra tarjeta de sonido, y no una webcam por USB o capturadora



En lo que se refiere a Windows 7 y Vista, ahora ya no viene silenciado, pero sí que sucede lo mismo si detecta un micro de Webcam, le da preferencia a éste. Debemos dirigirnos a panel de control y comprobarlo


La forma más rápida de comprobar que se nos escucha bien, es abrir la grabadora de sonidos de Windows, grabarnos y escucharnos, así nos aseguramos de que todo está correcto.